Black Swan – El séptimo arte nos muestra su lado oscuro

Escuchar tantas buenas criticas de una película te crean altas expectativas. Así entre al cine, esperando ver una obra maestra, un clásico del cine al que le harán referencia en el futuro, un proyecto magistral de un director que quizás nunca pueda igualar. Debo admitir que la película excedió mis expectativas.

El director Darren Aronofsky logra introducir al espectador en un mundo oscuro, lleno de esas perversiones y obsesiones que un ser humano puede contener en su alma. Nos introduce por completo en una obra de Ballet.

Esto no hubiera sido posible de no ser por tres elemento que considero muy importantes:

Fotografía: las tomas a lo largo de todo el largometraje. el uso de los planos detalles y los movimientos de las cámara que nos hace participes de cada danza, cada coreografía. Una de esas escenas es cuando muestra de muy cerca como gira los pies de la bailarina y nos transmite el dolor, la disciplina y el sacrificio que requiere llegar hasta ese punto con unos pocos segundo.Los colores juegan un papel importante.

El blanco y el negro hacen su trabajo: hacernos distinguir la oscuridad de la luz. Sencillo y común pero muy efectivo.

Banda Sonora: la composición musical de esta película trabaja al unisono con la mente perturbada de la protagonista. Clint Mansell, el compositor toma algunas piezas musicales del clásico Lago de los Cisnes de Chaikovski y las retuerce para convertirlas en composiciones oscuras, dramáticas dignas de un thriller psicológico. En resumidas cuentas nos ambienta en un escenario de danza clásica macabra, oscura y tensa.

Lastimosamente no pudo ser considerada para mejor banda sonora porque contiene composiciones de Chaikovski.

Puede ser escuchar completas en este ENLACE. Mi favorita sin ninguna discusión es ésta:

Protagonista: La intachable actuación de Natalie Portman representando a Nina Sayers como la búsqueda obsesiva de la perfección. La sublime y profunda personificación de la dualidad del bien y mal en el ser humano.  Natalie nos deja ver esa metamorfosis bizarra a la que ella misma se fuerza mientras transcurre la película. En ella se mezclan tantos elementos juntos: la paranoia, el desequilibrio mental casi esquizofrénicos, la dualidad humana, la obsesión enfermiza; todos muy bien llevados por la actriz.

Natalie se vio sometida a una transformación física y un entrenamiento intensivo de ballet puesto que intento aparecer en la mayoría de las escenas coreográficas.

Dentro de este mundo bizarro donde la pureza y lo bueno se mezcla con el pecado, lo sensual y lo insensato, hay otros personajes que no pueden pasarse por alto: esta Mila Kunis como Lily, representando al antagónico de  Nina considerándola en su mundo como su competencia pero que en realidad solo busca imitar. El director de la obra: Thomas, interpretado por Vincent Cassel, quien junto con la madre sobreprotectora: Erica, interpretado Barbara Hershey son dos elementos muy importante en la locura de la protagonista.

Con un final espectacular, el director nos entrega una película que definitivamente es digna de ovaciones, simplemente una gran obra. Espero que reciba el reconocimiento indicado por tan destacada y excepcional largometraje.

Clasificación de Rotten Tomatoes: 8.2/10

Clasificación de IMDb: 8.5/10

J

One thought on “Black Swan – El séptimo arte nos muestra su lado oscuro

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Jose Ureña Guevara, Jose Ureña Guevara. Jose Ureña Guevara said: Nueva entrada: Review sobre Black Swan – El séptimo arte nos muestra su lado oscuro http://wp.me/pSF77-1t […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s