Metrobus: Lo que he visto hasta ahora

Heme aquí, retomando mi blog con un tema que tenía pendiente en mi mente hace meses.

El lado positivo de escribir después de 3 meses, es que he recaudado más ideas sobre el tema. ¡Vamos al grano entonces!

Cuando implementaron los buses de las rutas que pasaban por mi casa (Vía Tocumen), me invente una razón simplemente para probarlos.

Debo admitir que la experiencia fue bastante buena. Desde ese momento me convertí en un usuario frecuente de estos buses. He tenido, buenas y malas experiencias y he visto de todo un poco cada vez que me toca montarme en uno de ellos.

No puedo decir que el servicio en general es perfecto, pero vamos por el camino indicado.

Considero que la actitud de la  mayoría de la población tiene que cambiar. Siempre he defendido que el panameño como cualquier otro ser humano, es un ser de costumbres, de rutina, al romper un ciclo, por muy vicioso que sea, siempre se tendrá un momento de crisis, surgido a raíz de ese cambio. O sea, que la reacción al cambio por parte de la población es completamente normal, pero esto no implica que este bien.

El panameño debe abrir los ojos y darse cuenta que este cambio es por su bienestar y el de toda la ciudad.

Escucho dentro y fuera de los metrobuses, personas quejándose por el cambio, deseando que los diablo rojos no desaparezca, maldiciendo al gobierno y a los metrobuses.

Los metrobuses están trayendo orden, seguridad, estructura a un servicio que surgió por la necesidad de la población y por la falta de planificación de sus gobernantes.

Puedo enumerar muchas cosas por las cuales se quejan:

  • Son muy lentos, comparándolos con los diablos rojos
  • Las sillas son incómodas
  • No se pueden subir animales al bus
  • Se tiene que caminar mucho  más para poder tomar un bus
  • Si va muy lleno, no se detiene.
Al final, todas estas quejas reflejan la mala costumbre del citadino y me surge una pregunta: “¿Cómo se atreven a quejarse?“:

  • El metrobus no va lento, va a la velocidad que debe ir.
  • Considerando las políticas que se han establecido sobre los animales, me parece excelente. El transporte público es para transportar personas, no animales.
  • El hecho de que el metrobus se detenga en las paradas asignadas y no donde el usuario esté o quiera bajar; establece un orden, que es necesario en esta ciudad que fue creciendo sin planificación. Esto es parte de la solución al caótico tráfico.
  • Como lo mencionó, una amiga extranjera, el panameño no esta costumbrado a caminar (en parte por el estado de las aceras o la ausencia de las mismas).
  • Es preferible que un bus no pare porque esta lleno, que seguir enfrentándonos a los diablos rojos que permiten que los pasajeros se suban por la parte de atrás de los buses, vayan literalmente colgando de la puerta, con un alto riesgo de cae y morir.
La población debe agradecer este cambio y considerar que el gobierno esta subsidiando el pasaje.
Obviamente todavía nos falta un largo camino:
  • Mejorar el estado de las calles
  • Construir paradas adecuadas para los buses, ampliar avenidas y carreteras que simplemente quedaron saturadas ante el crecimiento de la población
  • Habilitar más buses (teniendo en cuenta que todavía se esta en una fase de implementación)
  • La actitud de los chóferes: todavía hay esos que creen que manejan un diablo rojo, pero el hecho de que estén trabajando para un empresa formal, nos facilita reportarlos y que se tomen las acciones correspondientes.
Soy uno acérrimo critico de este gobierno, pero las cosas que se hacen bien, se tienen que felicitar, apoyar y defender. El metrobus es una de ellas. Confió que ira mejorando y que el panameño se acostumbrara y se dará cuenta de lo bueno.

J

2 thoughts on “Metrobus: Lo que he visto hasta ahora

  1. Man, you are little clear how him water of the tinaja! No hay nada más que decir. Excelente y da en el clavo.

  2. Justo lo que pienso, toda la razón. Y la vez pasada me toco ver como un metrobús se quedaba atascado en un enorme agujero, frente a una parada, en la vía Fernandez de Cordoba. Se necesita urgentemente una buena re-estructuración de calles. Si no, veo mal a estos autobuses en un tiempo más. También el hecho es que pienso, que si el Gobierno gasta miles de dólares en cuñas por decir “Hemos hecho tal y tal cosa”, por que no inviertes ese dinero en culturizar a las personas sobre los metrobuses? Que no rayen las sillas. Que cedan el puesto a discapacitados o embarazadas. Ese es el tipo de campaña que el gobierno debería iniciar y con más fuerza, si de verdad desea una reacción positiva de parte de la población. Más si se piensa colocar un metro. Ya se debe ir inundando a todos del tema y las formas de comportarse.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s