Se fue Gabo

GGM

Hoy se nos fue el gran Gabo, pero nos quedan su genialidad en sus escritos. Fue uno de esos escritores que marco mi adolescencia. Era de los pocos que le gustaba leer, pero no me arrepiento de haber cultivado ese hábito desde pela’o.

Cien años de soledad es un libro espectacular, pero yo me quedo con Crónicas de una muerte anunciada, por la ansiedad que te produce conocer el final, porque te absorbe y te transporta, porque te angustia de principio a fin.

Pero si bien es cierto, sus libros son inigualables, cuando me preguntan, que es lo primero que te trae a la mente cuando mencionan a Gabriel García Marquéz, inmediatamente recuerdo su respuesta en una entrevista en la que le preguntan: ¿Qué sensaciones lo persiguen más a lo largo de su vida?

A lo que Gabo respondió:

“Yo siempre he tenido la impresión de que me faltan los últimos cinco centavos. Y ésa es la impresión que sigue siendo real. Es decir, yo siempre pensaba… Y no pensaba: ¡Es que es real! Es que siempre me faltaban los últimos cinco centavos. Si yo quería ir al cine, no podía porque me faltaban los últimos cinco centavos. El cine valía treinta y cinco centavos y yo tenía treinta. Si quería ir a los toros y valía un peso veinte, yo tenía un peso quince. Y siempre sigo teniendo la misma impresión… Y otra impresión que tuve siempre era que sobraba en todas partes. Siempre me parecía que si me invitaban a una fiesta era por el compromiso de que había un amigo que no iba sin mí, o una persona que sin mí no iba, y entonces, de todas maneras, tenían que invitarme a mí y yo no encontraba nunca qué hacer con las manos. Y ese es el gran problema; el gran problema de todos los tímidos son las manos. Uno no sabe qué hacer con ellas. Entonces todavía tengo esa impresión y por eso siempre trato de no estar sino con amigos. Porque con mis amigos estoy absolutamente seguro de que no sobro. Por eso no voy nunca a cócteles, no voy nunca a inauguraciones, no voy a fiestas multitudinarias: porque siempre tengo la impresión de que sobro.

Una respuesta que me identifico en esa etapa de mi vida, en mi adolescencia.

Gracias Gabo, por tantos viajes, por entretenerme, por permitirme conocer tu genialidad a través de las palabras.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s