Origen del panameñismo: Pasiero


Siempre me ha apasionado el origen de las cosas y las palabras no son la excepción.

Hace ya un tiempo atrás, con mucha curiosidad, me pregunté sobre el origen de ésta palabra tan común y usada en Panamá: Pasiero y mientras decidía cómo empezar este post, de manera demasiado coincidencial, cómo si de una conspiración se tratará, aparece este tweet en mi Timeline:

Entre las definiciones más comunes están:

–          Conocido con quien uno se lleva bien.

–          Un amigo, un pana.

Mientras buscaba en internet, encontré un ensayo muy interesante escrito en 1975 para la Revista Nacional de Cultura por Stanley Heckadon Moreno, investigador, antropólogo y  escritor panameño, en donde describe – para mí – una de las teorías más acertadas respecto al origen de esta palabra tan usada.

De origen capitalino, aunque actualmente se ha propagado a lo largo de todo el país, es probable que un interiorano o extranjero nos haya preguntado: ¿Qué es un pasiero? ¿Quién es un pasiero? Y siempre se nos hace difícil explicarlo. Y es que es un término tan intrínseco como menciona el Dr. Heckadon Moreno: “para un antropólogo como para cualquier persona, explicar cuáles son los valores de su propio pueblo es harto difícil”.

Pasiero es una de esas palabras que, sin ser conscientes de ello, contiene un peso cultural único, pues representa un tipo de relación social que se da de manera única en nuestro país.

Su origen geográfico parece llegarnos desde el histórico barrio de El Chorrillo y se extendió por Calidonia, Río Abajo, Pueblo Nuevo difundiéndose hasta Colón.

Panamá siempre ha sido un país de tránsito y por tanto, nos hemos especializado en ofrecer servicios, desde todas las clases sociales, de manera formal e informal. Es así, como el subproletariado, sin intenciones de usarlo de manera peyorativa, siempre ha vendido pequeños servicios: comida, lustrando zapatos, lavando carros, cargando maletas. Entre los integrantes de este estrato social, se necesitan de pequeños favores, por la sabida poca cantidad de recursos de sus miembros.

Así es como aparentemente surge este tipo de relación: un pasiero, ese al que puedes haber conocido hace minutos atrás pero con quién tiene una ligera confianza para recurrir y pedir un pequeño favor, de esos que en tu mente dices: “si puedes está bien, y si no, no pasa nada”.

El Dr. Heckadon Moreno nos hace la pregunta: ¿Quién no es pasiero?, En lo personal, un pasiero no es necesariamente un amigo, ya que un amigo implica cierto nivel de intimidad. Alguien con quien compartimos momentos, gustos y existe algún tipo de afecto.

Especulando, es probable que el origen etimológico esté relacionado directamente con el tipo de relación que se establece: algo pasajero. De esta manera, un pasiero es un conocido con el que se establece una relación pasajera, momentánea.

Normalmente son los grupos de los estratos superiores los que imponen los rasgos culturales, pero “pasiero”, así como muchos otros panameñismos, como: xopa, fren, etc., surgieron de abajo y se propagaron a los estratos superiores.

Ciertamente, el significado irá cambiando con el tiempo. Para mí, un pasiero es más que un conocido, alguien que me cae bien, pero que no llego a intimar de la misma manera que con un amigo, con quien puedo salir y parkear, el amigo de un amigo que recién conocí y me agrado.

Actualización

Etimológicamente hablando, la palabra “pasiero” puede tener su origen en el mismo regionalismo colombiano de “parcero“, “parce“, que tienen un fuerte parecido a “parceiro” que en portugués quiere decir: socio. Ahora bien, no he encontrado estudios, investigación o fuente bibliográfica para validad la anterior afirmación.

Advertisements

Realizar y Realize: Hablemos de falsos amigos

Los falsos amigos abundan y nos encontraremos con muchos a lo largo de nuestras vidas, pero también existen entre los idiomas.

La definición que nos da wikipedia es:  palabras que, a pesar de tener significados diferentes, pueden escribirse o pronunciarse de una manera similar en dos o más idiomas.

Uno que es bastante recurrente es realizar como sinónimo de “darse cuenta de” asumiendo erróneamente que tiene el mismo significado que “realize/realise“.

Etimológicamente ambas palabras tienen un origen en común pero en el camino hacia los dos idiomas cambiaron de significaron.

Realizar: viene del latín realis: real, con el sufijo latino: izare (poner en practicar, convertir en). Surgiendo realizar como la acción de convertir cualquier cosa en real.

Realize/Realise: como muchas palabras en inglés, viene del francés “réaliser” y este del Francés medio “real” (actual), del francés antiguo: “reel“, del latín realis (aquí llegamos al misma raíz de realizar). La diferencia surge porque para los francófonos, paso a tener el significado de “tomar conciencia” como un significado de “construir, reparar, volver real en la mente”. SÍ, bastante complicada evolución.

Sin seguir en tecnicismo sobre la evolución de las palabras, debemos tener conocimiento sobre estas pequeñas trampas que los idiomas nos tienden.

Les dejo otros ejemplos de falsos amigos:

Actual vs Actual

Actual (inglés): real verdadero

Actual (español): vigente

Rare vs Raro

Rare (inglés): poco común, excepcional

Raro (español): extraño

Apology vs Apología

Apology: excusa, disculpa

Apología: discurso de palabra o por escrito, en defensa o alabanza de alguien o algo.

Aquí podrán ver listas de “falsos amigos” entre idiomas el inglés y el español.

J

La Calor paso a ser El Calor

En los últimos días, mi bello Panamá ha estado bastante caliente, con temperatura de 32°C, humedad de 95% a 100% y sensación térmica de casi 41°C.

Esto ha llevado a que la gente use mucho esta palabra: CALOR. Sí, esa misma que se siente cuando las temperaturas son insoportablemente altas.

Resulta ser que hay un problema con el artículo que acompaña a este sustantivo y entonces se forman los debates sobre quien tiene la razón.

Es por ello que recurrí a nuestra adorada institución que supervisa y estandariza el uso de nuestro idioma: Real Academia Española y consultando el Diccionario Panhispánico de Dudas encontre esto:

Calor. ‘Sensación que se experimenta ante una temperatura elevada’ y ‘propiedad del ambiente y de determinados cuerpos de producir dicha sensación’. Es voz masculina en la lengua general culta: «A esa hora el calor lo pone a uno medio zonzo» (Flores Siguamonta [Guat. 1993]). Su uso en femenino, normal en el español medieval y clásico, se considera hoy vulgar y debe evitarse. El femenino puede aparecer también en textos literarios, con finalidad arcaizante.

En algún momento de nuestra historia, se utilizó “LA“, aun cuando a veces nos parezca que todavía vivimos en la edad media, no lo estamos.

Limitemos el uso de LA CALOR a textos literarios y utilicemos EL CALOR, como se sugiere que se utilice en nuestros modernos días.