El color de mis domingos

Los domingos son diferentes, al menos para mí. Quizás fue la manera en que me acostumbraron en casa.

Mis domingos tienen color amarillo del sol del alba.

Mis domingos los asocio a levantarse tarde, a desayunar en casa o afuera, lo importante es que se desayuna relajado. Mis domingos están relacionados a lavar el carro y terminar inevitablemente empapado, a ver a mi mamá trabajar en su jardín, a bañar a mis perros, a arreglar algo en casa y darse cuenta que hay algo más que reparar que quedará pendiente para otro domingo dependiendo de la gravedad, o por el contrario no hacer nada y ver televisión por horas.

Las imágenes de mis domingos son escenas en donde paseas por Causeway de Amador, el Parque Omar, el Summit, el Casco Antiguo o la playa.

El sabor de mis domingos es de un raspa’o, de un almuerzo o cena especial porque hay tiempo para dedicarse a ello.

La ley de mis domingos, a excepción de uno u otro (en la vida siempre hay excepciones), es que hay que pasarlo en familia. El resto del mundo cesa de existir temporalmente. Como dije al inicio, quizás sea porque así me criaron. Pero lo divertido de esto, es que me gusta que sean así.

familia

Advertisements

Encontre mi proyecto y reto fotográfico

Internet es inevitablemente una fuente inagotable de idea y nos demuestras la capacidad e ingenio del ser humano. Y justamente mientras navegaba buscando fotos entre blogs y paginas de flickr encontré un proyecto que me llamo mucho la atención.

La galería llamada: Shooting Portraits of Strangers que me encontré pertenece a Danny Santos II que vive en Singapur.

El proyecto se basaba en tomarle fotos a 100 extraños que pasaran por Orchard Road. Cada vez que encontraba una cara que lo impactara, se le acercaba y le preguntaba candidamente: ¿esta bien si le tomo una foto? En su blog nos cuenta detalladamente ciertas reacciones que les impresionaron: desde “SI” efusivos, pasando en ciertas ocasiones por la barrera del idioma, hasta “NO” despectivos.

Danny relata como desde la primera foto hasta la numero 100, siempre su corazón se aceleraba cuando era el momento de acercarse y realizar la pregunta.

Una de las condiciones dentro de los retratos del proyecto del fotografo, era que las personas no sonrieran, captar las miradas, los rostros de la manera mas natural y cita dos grandiosas frases de Annie Leibovitz, una de las mas famosas retratistas de la actualidad:

Me tomo años entender que es lo mismo pedirle a alguien que sonría a decirle que haga algo falso .

Casi se puede oír el suspiro de alivio cuando le dices a alguien que no tieneque sonreír.

Luego de admirar todo el proyecto, de leer su experiencia, me decidí crear mi propio proyecto de fotográfico.

Como fotógrafo amateur siempre me he enfocado en tomarle foto a paisajes o a seres inanimados. Tomarle fotos a las personas siempre me ha parecido dificil. No fui capaz de explicar el porque hasta que mi profesora de fotografia explicara por que retratar es más complejo: el ser humano es exigente y mas con su propia imagen. cada uno tiene una imagen idealizada y narcisista de sí mismo que el fotógrafo debe cumplir y resaltar.

Al ver el proyecto de Danny, senti que seria un reto para mi porque:

  • Empezaría a retratar a las personas, algo que siempre he evitado y que siento que con este proyecto desarrollaría esta destreza.
  • Enfrentaría el factor miedo que implica llegarle a un extraño y pedirle una foto.
  • simplemente siento que me divertiría en el proceso de crear esta galería.

Creo que el lugar indicado para acechar a mis victimas buscar personas seria Casco Viejo. Eventualmente programaré mis fin de semanas libres para ir y tomar fotos. No he establecido un tiempo para terminar el proyecto por que quiero escoger personas que logren cautivarme y me hagan sentir esa necesidad de tomarles una foto, pero espero poder terminarlo para finales de este año.

Las ire subiendo poco a poco a mi página de Flickr y las publicaré en mi blog de en pequeños grupos.

Deseenme suerte!!

J